Posts Tagged ‘naves’

Fantasy Zone

2 mayo, 2011

Si hay un género dentro de los videojuegos clásicos que evoca la más pura esencia del entretenimiento electrónico ese es el de los matamarcianos. Hoy en día aún es común escuchar la expresión “matar marcianitos” como sinónimo de jugar a un videojuego. Lo cierto es que desde aquel primigenio Space Invaders de Taito en 1978 hasta mediados de los 90 muchos fueron los títulos de este estilo que salieron para las diferentes máquinas existentes en el mercado, antes de que las 3D jubilaran prácticamente al género.

Los juegos de naves se han caracterizado casi siempre por su estética fría tomando como referencias películas y novelas de ciencia ficción y dando como resultado clásicos como Uridium, Star Soldier ó R-Type donde manejamos naves futuristas entre la oscura inmensidad del cosmos y decenas de estructuras robóticas. Sin embargo existen otros juegos dentro del género alejados de esas atmósferas espaciales y realizados con un estilo más desenfadado, buenos ejemplos son TwinBee, Parodius o el que hoy nos ocupa, un clásico de Sega y Master System: Fantasy Zone.

Es en 1985 cuando el arcade original de Fantasy Zone ve la luz de la mano de Sega. En el manejamos a Opa-Opa, una pequeña nave-robot con sentimientos humanos que habita en un lugar perdido del Universo llamado “La Zona Fantástica”. En dicho paraje una fuerza rebelde está saqueando (robots que roban a robots, esto ni en Futurama…) las arcas de todos los planetas de la zona por lo que se encomienda a Opa-Opa la misión de acabar con los malosos. Para ello deberá viajar de mundo en mundo destruyendo las bases enemigas y acabando con el jefe que defiende cada planeta antes de la batalla final contra la poderosa fuerza malvada que lidera la revuelta.

El juego fue adaptado a diversas plataformas como MSX, NES o PC–Engine, pero la primera, evidentemente por ser un juego desarrollado por Sega, la más lograda (al menos en 8 bits) y la que nos interesa es la de Master System que como era habitual en la época fue lanzada al mercado japonés unos meses antes que a territorios americanos y europeos saliendo en 1986 en tierras niponas y en 1987 en el resto de mercados.

Fantasy Zone, como ya he señalado, no se trata de un juego de naves al uso. Lo primero que llama la atención es su estética. Colorida, psicodélica, muy alejada de lo que estamos acostumbrados en este tipo de juegos. Los escenarios son realmente bonitos y curiosos, con fondos muy trabajados en los que observamos montañas, colinas, laderas…también los enemigos a los que nos enfrentamos son algo fuera de lo común, criaturas sin brazos ni piernas que se abalanzan sobre nosotros, pequeños aviones de juguete…todo parece estar sacado de la película “The Yellow Submarine” (aquel filme de animación protagonizado por los Beatles) de la que seguramente se inspiraron los creadores del juego.

El desarrollo del juego también es algo diferente a lo habitual. No se trata de recorrer niveles de izquierda a derecha sino que dentro de cada escenario finito debemos destruir una serie de bases (6 ó 7 por nivel) para poder luchar con el jefe final de fase. Como cabe esperar, los enemigos que habitan cada escenario no nos pondrán las cosas fáciles. Afortunadamente Opa-Opa ademas de poder defenderse con disparos y bombas puede comprar nuevos equipamientos en tiendas volantes que aparecen de vez en cuando en cada nivel a cambio de las monedas que nos son proporcionadas cuando destruimos a los enemigos. Estos items extra nos darán mayor velocidad, bombas más potentes o disparos más sofisticados durante un tiempo limitado haciendo que la tarea se más sencilla, sobre todo al enfrentarnos a los jefes de fase.

Siete son los niveles que debemos recorrer para terminar con éxito la aventura, además de una fase final donde debemos derrotar a los siete jefes uno tras otro, antes de la batalla final contra el malvado que está detrás de la revuelta-robot que no es otro (atención, spoiler) que Opapa, el padre de Opa-Opa, una nave con un diseño similar a nuestro protagonista pero 20 veces más grande. Si conseguimos derrotarlo asistiremos a uno de los finales más tristes y trascendentales de la historia de los viedojuegos donde se nos narra el dilema de Opa-Opa que ha tenido que acabar con su padre para salvar la galaxia en un complicado dilema moral. Ciertamente es llamativo como el juego termina de forma “no feliz”.

Aunque se trata de un juego corto, Fantasy Zone es bastante divertido y adictivo, con una curva de dificultad ajustada que nos deja un título terminable (no como otros juegos del género). Técnicamente es sobresaliente y más si tenemos en cuenta el año de lanzamiento, bonitos sprites, fondos detallados y un gran utilizado del color dejan un aspecto gráfico impecable. El movimiento es suave y fluido dándonos una sensación de control total de la nave. En el apartado sonoro existen diferentes melodías, una por cada nivel, bastante curradas y pegadizas, además de una buena selección de efectos sonoros. Para hacernos una idea podemos observar el juego en este video en el que un colega se lo termina utilizando un conocido “truco” que consiste en comprar todos los potenciadores de velocidad de una tacada para tener el mejor disparo posible por tiempo ilimitado.

Resumiendo, podemos concluir con que Fantasy Zone es un excelente shoot’ em up 2D en el que sobresale su originalidad. Cabe destacar que Opa-Opa fue el primer intento de Sega de poseer una “mascota oficial” protagonizando tres juegos más (aunque solo dos salieron en Europa) para Master System y otros dos en Game Gear y Mega Drive y realizando multitud de cameos en otros juegos. En algunos libros de instrucciones se la nombra como “la mascota de Sega” como es el caso de Zillion. Incluso tuvo presencia en la propia serie animada de TV “Zillion” que fue co-dirigida por Sega. Por desgracia, la incipiente popularidad de Alex Kidd dejó a Opa-Opa en un segundo plano y convirtió al príncipe orejudo en la imagen de Sega hasta la aparición de Sonic. Eso si, los incondicionales de la Master Systm nunca nos hemos olvidado de esa pequeña y simpática navecilla alada

NOTA MSC: 9

Anuncios