Pro Wrestling

He de confesar que soy un gran aficionado a la lucha libre, estos combates cuasi coreografiados en los que participan tíos en mallas o calzones pegándose hostias de mentira que parecen de verdad me resultan de lo más entretenido, además pertenezco a una generación que creció viendo en Tele 5 a Hulk Hogan, El Último Guerrero o Randy “Macho Man” Savage por lo que no es raro que hoy me apetezca hablar de uno de los dos juegos de wrestling (anglicismo con el cual es conocida lo que en la piel de toro denominamos lucha libre) que fueron lanzados para la 8 bits de Sega, se trata de Pro Wrestling, desarrollado por la propia compañía nipona. El otro juego de este deporte de entretenimiento es WWF Wrestlemania Steel Cage Challenge del que nos comprometemos a hablar en otra ocasión.

El juego sale en Japón en el verano de 1986, donde es lanzado al mercado como Gokuaku Doumei Dump Matsumoto (telita con el nombre), se trata de una adaptación para la Mark III del arcade de Sega System 16, Dump Matsumoto, también conocido como Body Slam. La citada recreativa consiste en un “simulador” con personajes de estética superdeformed de Puroresu femenino. Para aquellos que estáis leyendo esta entrada y no habéis entendido que coño es esto último que he escrito procedo a las explicaciones: el Puroresu es el término por el cual es conocida la lucha libre en Japón, donde este deporte-show tiene la misma tradición o más aún que en EEUU o México, los otros dos países punteros (sin olvidar a Canadá) en lo que a combates teatreros se refiere. Al igual que en Norteamérica la lucha no es solo algo para “tíos” sino que existen divisiones y ligas con competidoras femeninas. De esta forma en el arcade original del que mama este Pro Wrestling y en su adaptación a la Master System japonesa (la Mark III) controlamos exclusivamente a luchadoras que pelean siempre en parejas. De machotes ni rastro.

Unos meses después del lanzamiento del juego, Sega decide distribuir Gokuaku Doumei Dump Matsumoto en los mercados americano y europeo y para ello realiza algunas modificaciones con el objetivo de que el juego resulte más atractivo al público occidental. Aparte de cambiar el nombre por “Pro Wrestling” se modifican los sprites de los personajes que esta vez serán todos hombres y con una estética más afín a la lucha libre americana en la que un tal Hulk Hogan es la estrella del momento.

Nos encontramos pues, con un programa que simula combates de wrestling con un acabado técnico caracterizado por unos gráficos de estilo superdeformed similares a la de los juegos contemporáneos de Technos Japan para NES. Los combates serán siempre por parejas, no existiendo la posibilidad de jugarlos individualmente, por lo que siempre manejaremos a dos luchadores a los que podemos alternar, en la línea de aquellas grandes parejas de la WWF como los Demolition, los Rockeros, los Sacamantecas, etc. El juego consta de dos modos en función de los jugadores que participen, combates simples entre dos jugadores o el modo para un jugador en el que viajaremos por el mundo en pos de alzarnos con los cinturones de campeones de tres ligas diferentes, la Liga Mexicana, La Liga del Pacífico y la Liga Mundial.

Como ya he comentado el diseño de los luchadores es bastante simpático, existen cuatro parejas diferentes aunque cada luchador tiene sus propios movimientos específicos, los dúos son:

  • Los Crush Brothers, una especie de “Hulk Hogans” rubios y melenudos.
  • Los Orient Express, dos tíos morenos con una apariencia en una onda más japo.
  • Los Mad Soldiers, dos mazados con la cara pintada rollo El Último Guerrero.
  • Los Great Maskmen, un dúo de luchadores enmascarados inspirados en los clásicos luchadores mejicanos.

Las dos primeras parejas son lo que en wrestling se conoce como “faces”, es decir los chicos buenos mientras que las otras dos son “heels”, los villanos. Como en la lucha libre real, en los combates solo se pueden enfrentar buenos contra malos (porque así los guionistas consiguen llamar la atención del público). La principal diferencia entre ambos es que aparte del repertorio de movimientos que cada luchador tiene individualmente existen otros dos ataques más poderosos comunes a cada uno de los dos roles, mientras los faces pueden subirse a la esquina del ring para tirarse encima del adversario los heels tienen la habilidad (y la mala leche) de coger una silla de fuera del ring y golpear a su rival con ella.

El desarrollo de los combates consiste en hacer disminuir la barra de vida de nuestro rival aplicando puños, patadas, golpes de cuerpo o las cuatro llaves diferentes que posee cada uno de los luchadores, una vez la barra de vida escasee y con nuestro rival en el suelo tendremos que colocar a nuestro personaje encima del adversario para que el arbitro haga la cuenta de tres, el combate también se puede decidir por count out si uno de los contrincantes está demasiado tiempo fuera del ring o por rendición si uno de los luchadores aplica una llave de sumisión y el rival se rinde. Puede parecer muy complicado pero lo cierto es que el gran logro de este juego es aunar toda esta variedad de movimientos en solo dos botones, podemos realizar Drop Kicks, Boston Crabs, German Suplexs o Neckbreakers (siempre dependiendo del luchador que controlemos) con bastante facilidad resultando combates muy fluidos y entretenidos. Además la estrategia es otra parte fundamental ya que tendremos que dosificar la energía de los dos luchadores que manejamos alternándolos para que mientras uno se fostia el otro pueda descansar.

Como es lógico, es un juego ideal para dos personas, con los piques típicos entre buenos y malos, sillazos a la cabeza, saltos desde la esquina, emoción con las cuentas de tres etc. pero tampoco es nada desdeñable el modo para un jugador en el que debemos vencer en treinta combates consecutivos divididos en las tres ligas anteriormente mencionadas. Para conseguir los títulos de cada una de ellas debemos derrotar a una pareja, siempre la misma, en diez combates consecutivos. Mientras que en las dos primeras (Liga Mexicana disputada en Mexico D.F. y Liga del Pacífico disputada en Hawaii) se nos permite continuar si perdemos, en la última (Liga Mundial, en Nueva York) debemos ganar las diez peleas del tirón sin permitirnos ni un fallo, lo que le da al juego un cierto aire de desafío. Eso si, la dificultad no es muy allá y la IA tampoco, pero mientras nos familiarizamos con las llaves y controles puede ser un reto interesante.

El acabado técnico no se puede decir que sea sobresaliente, gráficos sencillos, un utilizado de la paleta de colores bastante discreto y un sonido en el que solo destaca el sintetizador de voz que se utiliza cuando el arbitro hace las cuentas. También es cierto que es uno de los primeros juegos lanzados para la Master System, de todas formas, la capacidad de entretenimiento y diversión, el sencillo y maravilloso control que con una cruceta y dos botones nos permite hacer cantidad de movimientos y lo fiel que es el juego al wrestling real (pese a no contar con ninguna licencia) hacen de Pro Wrestling un título recomendado para cualquier amante de los juegos retro y/o de la lucha libre.

Como anécdota, cabe señalar que la horrible portada PAL en la que aparece un luchador mal dibujado haciéndose una llave a si mismo de una forma un tanto extraña es ampliamente conocida en la red como una de las peores portadas de la historia de los videojuegos, no son pocos los sitios web, foros y blogs que la han incluido en los típicos tops o rankings de carátulas horrorosas y la verdad es que merecido se lo tiene, eso si, el juego no tiene nada que ver, es diversión en estado puro.

NOTA MSC: 8,75

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

3 comentarios to “Pro Wrestling”

  1. josepzin Says:

    Anda… por fin conozco a alguien que le gusta eso de las luchas libres!! 😀

    Siempre me dije que ese ¿deporte, espectáculo? debe tener muchos seguidores para ser tan famoso, pero nadie que yo conozca (incluyendome) le gusta!

  2. buckyohare Says:

    Jajaja, pues si tio, el wrestling puede parecer una tontería pero cuando le coges el gustillo engancha, es una especie de culebrón!

  3. josepzin Says:

    Si, seguro, me imagino con todas esas historias que tejen entre los personajes 😀 😀

    Si es que hay gente para todo!! 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: