Aztec Adventure

Año nueva, vida nueva, dentro de mis propósitos para 2011 aparte de esas cosas que siempre decimos y nunca hacemos (apuntarnos a un gimnasio, hacer vida sana, aprender inglés en condiciones, buscar un trabajo mejor, etc.) está el llevar un ritmo de entradas en el blog mucho más alto. Voy a intentar que publicar una o dos por semana en vez de una al mes como vengo haciendo hasta ahora, el tiempo dirá si lo conseguiré o no.

Recordemos que entramos en el año anterior al tan (poco ó mucho, depende de por quien) esperado 2012, año en el que tendrá lugar el fin del mundo según los antiguos mayas ya que el 21/12/2012 es el último día del calendario de esta milenaria civilización, bajo el humilde punto de vista de un servidor, las predicciones que hicieran hace siglos unos tíos en taparrabos que sacrificaban a sus congéneres a los Dioses y que tras 2.500 años de esplendor se dejaron aniquilar en unas pocas décadas por un puñado de íberos sedientos de oro y riquezas no debe preocuparnos demasiado. Sirva esta pequeña introducción para relacionar la brasa que nos darán durante los siguientes meses los medios de comunicación capitaneados por gente del rollo de Iker Jiménez y J.J. Benítez (y que conste que les guardo respeto y admiración) con el juego del que voy a hablar hoy, un título lanzado para Sega Mark III y Master System en 1987 y que también guarda relación con las culturas americanas precolombinas. Se trata de Aztec Adventure, conocido en tierras niponas como Nazca 88.

Y es que una vez más, del mismo modo que ocurrió con títulos como Secret Command o Black Belt, la distribución de los juegos de la Sega Mark III (el nombre comercial por el cual era conocida la Master System en Japón) a Europa y USA provocó que tanto el titulo del juego como el argumento se modificasen de manera sustancial (también la portada, pero eso era norma general y es un tema del que tenemos largo y tendido que hablar en próximas ocasiones). La diferencia con los anteriormente citados es que en el juego que analizamos hoy no era necesario ningún cambio ya que ni había licencias de por medio ni la trama es excesivamente oriental para tenerla que adaptar al mercado occidental. Yendo al grano, en Nazca 88 la historia nos pone en la piel de un joven y valiente explorador que debe atravesar diferentes parajes localizados en la civilización Nazca, pueblo que habitó lo que hoy es el sur de Perú durante el primer milenio después de Cristo y conocido por las famosas “líneas” creadas por sus pobladores que vistas desde el aire dibujan formas gigantescas y que han derivado docenas de teorías “misteriosas” (más casos para Iker Jiménez, Carmen Porter y compañía) con el objetivo de alcanzar un lugar idílico lleno de placeres y riquezas llamado “El Paraíso Dorado”. Por el contrario en la versiones americanas y europeas el protagonista llamado Niño (es genial ver una Ñ en un juego de los 80) debe atravesar un laberinto en la jungla del reino Azteca (que coincide con parte de lo que es el actual México) con el mismo objetivo que en la versión nipona. Como se puede deducir los emplazamientos son diferentes, y distan varios miles de kilómetros entre ellos, las razones por las que Sega cambió el nombre del juego y el lugar donde se desarrolla a día se hoy siguen siendo desconocidas.

Salvando este significativo detalle, paso a comentar lo que este Aztec Adventure nos ofrece. En el juego tomamos el control del explorador de marras, armado con una espada para hacer frente a sus enemigos, al que observamos desde una perspectiva semi-aérea y debemos guiar a través de un “laberinto” compuesto por once niveles que se desarrollan en distintos escenarios, estos son: una jungla, un canal subterráneo, un desierto, un pantano y un templo en ruinas (dos niveles por escenario, 2 x 5 = 10 más el nivel final, once, las matemáticas son tus amigas). Con el entrecomillado de la palabra laberinto pretendo denotar cierta ironía y esto se debe a que el desarrollo de los niveles es básicamente lineal, al contrario que en juegos con perspectiva similar en la que nos movemos por amplios mapeados compuestos por muchas pantallas sin scroll como Sabrewulf para Spectrum o el mismo Legend of Zelda para NES en Aztec Adventure las posibilidades de perderse o desorientarse son escasas. La ruta está bastante clara y simplemente avanzaremos por las fases por donde se nos permita hasta llegar al final de las mismas y atravesar la puerta que nos lleva al siguiente nivel. La dificultad radica, lógicamente, en que los escenarios no son un paseo militar y están plagados de enemigos, ¿típico? Si y no, hay una parte interesante y es que dentro del abanico de malosos del juego (con evidentes influencias de las culturas americanas) existen algunos que pueden ser sobornados con cierta cantidad de dinero y que pasarán a luchar a nuestro lado, aunque no suelen durar mucho tiempo vivos si que suponen una ayuda en determinadas situaciones, además hay otros elementos curiosos, como un pozo de los deseos que nos rellena la vida si tiramos dinero o una fulana que atrae la atención de nuestros esbirros (que previamente han tenido que ser sobornados para ser considerados de tal forma) que solo puede ser evitada dándole más dinero, cual mujer de la calle. La pasta para extorsionar a estos adversarios de dudosa moral la conseguimos eliminando a otros enemigos, asimismo y dependiendo del tipo de criatura hostil que sea podemos conseguir algunas armas y ciertos objetos que cambian en cada nivel y que nos sirven de utilidad en cada escenario, como unas botas para caminar por el agua sin dañarnos o dinamita para tirar paredes o abatir a un “Jefe”.

Y es que, como es habitual, no solo hay enemigos “pequeñitos” que puedan arañarnos un poco de vida de la barra de energía de la que disponemos sino que también nos encontramos con otros más grandotes y más jodidos de matar denominados “Jefes-Demonio”, tales como una flor monstruosa, un murciélago gigante, un león, etc. Cada uno en su habitat natural, aparte de esto en algunas fases se encuentra también Ranbaike, otro jefazo cabrón con pinta de Dios olmeca (o maya, o azteca o lo que coño sea) que laza a sus soldaditos contra ti, muy chungo de matar y muy capaz de quitarnos una vida ó dos si se pone. En los primeros niveles solo suele habar dos jefes por fase pero según avanzamos el número se va incrementando lo que dificulta la tarea y unido al extenso (estamos hablando de posiblemente uno de los juegos más largos de los primeros años de la consola, excluyendo RPGs) desarrollo del mapeado, que no complejo, convierte a Aztec Adventure es un juego bastante difíci, por si fuera poco, como suele suceder en algunas diabólicas creaciones del ocio electrónico en el último nivel tendremos que enfrentarnos a todos los Jefes-Demonio uno tras otro (el pesao de Ranbaike incluido). Esta fase se desarrolla en un extraño templo con suelo de color rosado en el que se pueden observar las líneas de Nazca en el suelo, algo lógico en la versión japonesa y un atentado contra la inteligencia y la cultura en las versiones occidentales, al final del nivel debemos enfrentarnos al último malote, el Pájaro de Nazca, y una vez derrotado este accederemos al Paraíso Dorado. Aunque no quiero spoilear a nadie por si alguien se anima a jugarlo, aviso, El mensaje del final del juego es de lo más filosófico, curioso y desconcertante que he visto nunca en ningún ending de un juego, y menos de un juego de 1987.

En el apartado técnico el juego destaca bastante para su época, gráficos coloridos, interesantes melodías y efectos y un más que correcto desarrollo. La parte jugable la podemos valorar con un bien alto, aunque se trata de un titulo original, con una dificultad ajustada y bastante largo el juego quizá peque de repetitivo, avanzar, matar, usar armas, dinero..en todos los escenarios hacemos lo mismo y solo cambia el entorno gráfico. El movimiento es también algo lento, sobre todo si jugamos en consolas europeas con la velocidad a 50 Hz. En conclusión, quien escribe no metería a Aztec Adventure en un top 20 o top 30 de juegos de Master System, pero para ser de 1987 es un juego bien acabado técnicamente y que se puede presentar como un reto, dadle una oportunidad si os aburrís.

NOTA MSC: 6,5

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: