Tazmania

“Aquí en las Antípodas se vive mejor, el cielo es amarillo haga frío o calor” así rezaba el primer verso de la sintonía de cabecera de una serie de dibujos animados de principios de los 90: Tazmania, que en España fue emitida dentro de la denominada “Hora Warner”, el protagonista no era otro que Taz el Diablo de Tasmania, veterano y conocido miembro de la plantillla Warner acompañado de sus familiares, – a los que conocimos en esta serie – y un gran reparto de secundarios como los hermanos Ornitorrinco, el príncipe Francis o Axl y Bull Gator.

Muchos de los que eran niños en los primeros 90’s es posible que recuerden esta serie gracias a los Supertazos, aquellos círculos de cartón duro que venían en las bolsas de Matutano y que se convirtieron en objeto de coleccionismo masivo preadolescente en aquellos años. Existían tres series: Tazos, dedicada a los clásicos Looney Tunes, Megatazos: dedicada a sus hermanos pequeños, Tiny Toon y Supertazos, en los que aparecían los protagonistas de Tazmania.

Debido a la popularidad del personaje y al éxito de la serie en 1992 Sega decidió desarrollar un juego para sus tres sistemas de por entonces, Megadrive, Game Gear y Master System, ese mismo año el juego sale al mercado dando como resultado un excelente plataformas que reúne en esencia las características de los grandes juegos de la Master.

La historia nos mete en la piel de Taz que espoleado por un relato en el que su padre narra la existencia de un mítico ave capaz de poner huevos gigantescos suficientes para alimentar a una familia durante semanas sale a la búsqueda y captura de dicho ave para hacerse con uno de esos huevos. El argumento es sencillo y encaja a la perfección con el personaje, un bicho con mucho apetito sale a buscar un jugoso manjar.

El juego es un plataformas clásico, muy colorido, con buen sonido (para ser la Master), y unos gráficos sencillos pero atractivos, Taz tiene dos movimientos básicos: saltar, como en todo plataformas que se precie y hacer su característico giro para derribar a los enemigos que se le crucen al paso, ambos movimientos combinados nos permitirán acceder a lugares que a simple vista parecen inaccesibles o acabar con enemigos aéreos.

Tazmania consta de cinco niveles (aunque en la contraportada del juego pone que son seis, en uno de los habituales “botches informativos” de Sega), cada nivel está compuesto de dos fases y un jefe final, los parajes por los que Taz debe pasar para conseguir su objetivo son una llanura, una jungla, una gruta, unas ruinas y un valle, vamos, los de casi todos los juegos de plataformas (los desarrolladores del juego no se comieron el coco en este aspecto). La dificultad del juego no es muy elevada, de hecho me atrevería a decir que se trata de uno de los más fáciles de la consola. En 30-40 minutos podemos acabar el juego sin problemas, las fases son sencillas, el número de enemigos no es muy elevado, no estamos obligados a coger ningún tipo de objeto ni un número determinado de ellos para completar cada nivel, basta con llegar al final del mismo. Además dispondremos de una barra de energía, con lo cual los enemigos tienen que hacer daño a Taz varias veces para que pierda una de sus vidas. Existen items como un pollo asado (que nos otorga energía si Taz se lo come) o bombas (que evidentemente nos quita vida si Taz las ingiere) amén de algunas vidas extra que iremos encontrando por el camino. Los jefes de fase son bastante facilillos y no nos darán excesicas complicaciones, a excepción del de la tercera fase, los cazadores Axl y Bull gator, sin duda la parte más difícil del juego, bastante más que el combate final contra el ave de los huevos gigantescos.

En general Tazmania es un juego gráficamente atractivo, sencillo, quizá demasiado, lo que lo convierte en un entretenimiento para los más jóvenes o los más torpes en esto de los videojuegos, a mi sinceramente me gusta mucho, probablemente porque encajo en el segundo grupo mencionado o puede que sea por el número de veces que lo alquilé en el videoclub del barrio de niño, se convirtió en mi juego comodín, si alquilaba uno y no me gustaba volvía al videoclub y lo cambiaba por el Tazmania que sabía que no me iba a defraudar aunque me lo pasara 3 ó 4 veces durante el finde, fácil y simple, pero divertido también.

NOTA MSC: 8


Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: